Drones

Drones en la agricultura, de ciencia ficción a realidad

Riegos del Alto Aragón presentó en sus jornadas técnicas la experiencia y posibilidades de los drones en agricultura. Se trata de unas unidades aéreas no tripuladas que pueden contar con cámaras y programas con múltiples utilidades.

Entre ellas cabe destacar el hecho de que estas “naves” pueden tomar imágenes y  cartografías sobre las producciones y realizar termografías aéreas para decidir el riego a realizar, consiguiendo información precisa del estado de las plantas y sus necesidades de agua. Sin  embargo, sus cualidades van mucho más allá, ya que pueden incorporar sistemas de guiado de ganado y fumigar campos.

Share Button
Grullas

¿Cómo se realizan los censos de grullas?

Los censos de grullas en Gallocanta se realizan con periodicidad semanal durante los periodos de paso (de mediados de octubre a finales de diciembre y de mediados de febrero a mediados de marzo) y cada dos semanas durante el periodo central de la invernada (de finales de diciembre a mediados de febrero).

En cada jornada de censo se realiza un censo diurno y un censo a dormidero. El censo diurno se realiza para determinar la intensidad de uso de las distintas zonas de alimentación, los tipos de sustrato utilizados, la proporción de edades y el éxito reproductor. El censo a dormidero pretende obtener la cifra total de grullas que acuden a dormir en la laguna.

Para la realización de los censos se utilizan telescopios terrestres 20-60×82 y prismáticos 10×42.

Durante el censo diurno dos equipos (al menos un técnico y un vigilante por equipo) recorren la cuenca de la Laguna de Gallocanta cubriendo cada equipo un sector.

Se localizan los bandos de grullas en sus zonas de alimentación anotando las coordenadas de las zonas que están utilizando y el tipo de sustrato en que se encuentran (tipo de cultivo), se contabilizan todos las grullas observadas, la proporción de aves adultas y jóvenes y el tamaño de las polladas.

Para realizar el censo a dormidero se reparten cinco observadores (dos técnicos y tres vigilantes) en puntos fijos en torno a la laguna para cubrir todos los frentes de entrada de los bandos y las grullas que ya se hallasen posadas en su zona de control. Cada observador tiene asignado un frente de entrada de grullas con unas referencias visuales que lo delimitan. Se anota el número de grullas que entra en cada bando con la mayor precisión posible. En función de la intensidad del flujo de entrada de grullas muchas veces es imposible contabilizar la cifra exacta de aves y hay que realizar una estima aproximada. Finalmente se suman los resultados obtenidos por cada observador y se obtiene la cifra total de grullas a dormidero.

 Además de los de Gallocanta, se vienen realizando censos de grullas con una periodicidad menor en otras zonas de paso e invernada que se han ido detectando por el resto de Aragón:

  • La Sotonera
  • Quinto de Ebro-Belchite
  • Alto Jiloca
  • Cinca Medio
  • Cinco Villas (regadíos en torno a Ejea de los Caballeros)

Fotografía de encabezado: Joaquín Guerrero

Enrique Pelayo

Share Button